¿Calibración o Ajuste?

Es algo común el asumir que la calibración de un equipo implica su ajuste, sin embargo esto no es del todo cierto ya que de en muchos casos un ajuste implica tener los diagramas, accesorios y los instrumentos adecuados para poder intervenir el instrumento. El vocabulario internacional de metrología define de la siguiente forma la calibración:

Calibración,  operación que bajo condiciones especificadas establece, en una primera etapa, una relación entre los valores y sus incertidumbres de medida asociadas obtenidas a partir de los patrones de medida, y las correspondientes indicaciones con sus incertidumbres asociadas y, en una segunda etapa, utiliza esta información para establecer una relación que permita obtener un resultado de medida a partir de una indicación

NOTA 1 — Una calibración puede expresarse mediante una declaración, una función de calibración, un diagrama de calibración, una curva de calibración o una tabla de calibración. En algunos casos, puede consistir en una corrección aditiva o multiplicativa de la indicación con su incertidumbre correspondiente.

NOTA 2 — Conviene no confundir la calibración con el ajuste de un sistema de medida, a menudo llamado incorrectamente “autocalibración”, ni con una verificación de la calibración.

NOTA 3 — Frecuentemente se interpreta que únicamente la primera etapa de esta definición corresponde a la calibración.”

 

 

 

Compartir:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*